El poder transformador del “NO”


Cuando ustedes digan “sí”, que sea realmente sí; y, cuando digan “no”, que sea no
Mateo 5:37



Para ejercer nuestra capacidad de poner límites, es necesario aprender a decir "NO" cuando se requiera.
Un "NO" firme, en el momento oportuno, es capaz de crear cambios tan positivos como un "SÍ" en otras circunstancias.
Para cocrear una vida plena, es necesario tanto elegir aquello que amamos, como dejar de elegir aquello con lo que ya no estamos en sintonía.
Sólo un transgresor se rebela a un "NO".
En determinadas circunstancias esto es sano y transformador, como cuando alguien elige rebelarse a la mediocridad de su entorno.
Mientras lo intenta, todo su entorno se resistirá a la norma grupal, lo que será visto como lo que es: una transgresión, que en este caso es necesaria, tanto para quien se está transformando, como para el mismo entorno, a modo de impulso que da oportunidades de evolucionar.
En otros casos, son formas de abuso.
Esto incluye a quienes abusan de sí mismos.
Mientras el abusador intenta perpetrar cualquier forma de abuso, le incomoda que su entorno le ponga límites e intentará manipular de diversas maneras:
Un abusador juzga a quien se enoja, tildando la rabia de falta de espiritualidad, cuando precisamente es la acumulación espontánea de energías, producto de una transgresión, para poner límites.
Análogamente, un abusador juzga a quienes usan la palabra “NO”.
Del mismo modo que un “NO” sistemático y permanente es un patrón que condiciona y limita, el resistirse al uso del “NO” de un modo sistemático y permanente, también es un patrón (distinto) que condiciona y limita.
Como todo en la vida, se trata de alcanzar un equilibrio.
Hay circunstancias en donde lo más apropiado y necesario es un “NO”, así como en otras circunstancias lo apropiado y necesario es un “SÍ”.
Al vivir en una Sociedad profundamente victimizada, nos hemos habituados a limitar el uso del “NO” y lo que es aún más grave, a no respetarlo cuando se ejerce como derecho.
Es por ello que en estos tiempos, este tema nos propone dos grandes desafíos: aprender a decir “NO” cuando se requiera y aprender a respetarlo cuando corresponda.
Finalmente, cabe destacar que en muchos casos, para permitir que algo sano, positivo y valioso se manifieste en nuestras vidas, será necesario soltar algo obsoleto que está ocupando ese espacio e impidiendo que lo nuevo se integre. En estos casos, para poder concretar un “SÍ” a lo que nuestra Alma ya eligió, será necesario que nuestro Ego concrete un “NO” previo, a lo obsoleto.

Mauricio Onetto

Tags: poder    transformador    transformacion    evolucion    cambiar    no    si   

Suscríbete a nuestra Lista de Correos