Registros Akáshicos




Registros Akáshicos es el nombre que se le da tanto a la disciplina como al concepto al que se accede, mientras que ARCI es la sigla de Akashic Record Consultants International, fundada en Texas, Estados Unidos y que corresponde a la escuela original de la disciplina, con formaciones estables en gran parte del mundo.
Como se trata de un concepto ilimitado, no se puede definir y sólo podemos transmitir ideas que permitan aproximarse.
Proviene del sánscrito akasha, que se traduce como Éter.
En parte se trata de un archivo o registro que contiene todas las experiencias del alma (no sólo información).
El campo akáshico está compuesto de amor incondicional, lo que conlleva una profunda compasión.
Transforma y guía a estados más evolucionados, de acuerdo a lo que el Alma está buscando y a lo que el Ego está condiciones de realizar.
Tenemos acceso a aquello que fortalece y permite al Alma seguir su camino, la información siempre es para nuestro mayor bien y el de todos los involucrados, y solo recibimos aquello que estamos en condiciones de incorporar.
El trabajo con los Registros Akáshicos eleva la consciencia de tal modo que todo lo que se percibe ilusoriamente afuera, también está adentro y se logra recobrar la consciencia acerca del propio poder y sabiduría.
Se accede mediante una oración sagrada, lo más relevante de la formación se basa en las herramientas y los mecanismos, no sólo para lograr acceder de modo fluído, sino para aprender a trabajar con los Registros Akáshicos, reconociendo por una parte el rol del Ego y avanzando en la desidentificación y, por otra parte, descubriendo las creencias limitantes y patrones que limitan el flujo con los Registros, y la fluidez con la vida misma.
Es por esta y muchas otras razones que esta disciplina es sumamente valiosa, nos ayuda concretamente en la transformación personal y en plasmar cambios que permiten, aquí y ahora, ser más felices.

La Disciplina
En el nivel 1 se aprende a leer los propios Registros Akáshicos. Se enseña el método de trabajo de ARCI que le ha valido su prestigio internacional, que incluye una serie de Oraciones y Puntos de Gracia, que facilitan realizar transformaciones conscientes.
En el nivel 2 se aprende a leer los Registros Akáshicos de otros, tanto personas, como también animales, plantas, conceptos, etc.
A partir de este nivel ya se pueden realizar formalmente Lecturas de Registros Akáshicos.
En el nivel 3 se profundiza el trabajo personal y se abordan temas medulares, tales como la Creatividad, las Vidas Pasadas y el Linaje Genético Ancestral.
El nivel 4 trabaja la brecha que existe entre leer los Registros Akáshicos y hacerlo de modo profesional. Entra otras áreas, trata el tema de la Abundancia.
Luego existen dos programas de entrenamiento, que certifican, el primero como Lectores y el segundo como Maestros, etapas que pueden tardar años y se realizan acompañados de mentores.

Maestros y Mentores
Tanto Laura Lagos como Mauricio Onetto son Mentores y Maestros Certificados de Registros Akáshicos, grados que han alcanzado tras años de Formación seria y profunda.
En la actualidad supervisan a decenas de mentees de diversos países y lideran la enseñanza de esta disciplina en el mundo.
Ofrecen Lecturas y Cursos de modo permanente en Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, España, México, Panamá, Perú, Uruguay, etc.

Suscríbete a nuestra Lista de Correos